Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/single.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/single.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/single.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/header.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/header.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/header.php on line 4
El boicot del Día de la Victoria en Moscú |MSIA
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

 

El 9 de mayo se celebrarán los 70 años del final de la Segunda Guerra Mundial.  8rf de la Victoria de la Gran Guerra Patria (nombre que le dan los rusos a ese conflicto), con presencia de decenas de líderes mundiales –entre los que se encuentran los de casi toda Asia, los del grupo BRICS, del Oriente Medio y de la Organización de Shangái para la Cooperación (SCO, por sus siglas en inglés).  Sin embargo, los gobernantes de Estados Unidos y de la Unión Europea (UE) boicotearon la celebración y sólo el Primer ministro griego, Alexis Tsipras, decidió participar.  El presidente de la República Checa, Miklas Zeman, canceló de último minuto su asistencia, luego de una fuerte presión del embajador estadounidense, Andrew Shapiro.

A su vez, la Canciller alemana, Angela Merkel, anunció que sólo visitará Moscú al día siguiente para, junto con el Presidente ruso, Vladimir Putin, participar en una ceremonia menor que se realiza en la Tumba del Soldado Desconocido.  El pretexto para el boicot occidental es que Rusia violó el derecho internacional al anexarse la península de Crimea y, por lo tanto, el país merece “recibir una lección.”

Las celebraciones del 9 de mayo son un acontecimiento de enorme importancia simbólica para Rusia, pues ella sufrió, por mucho, el mayor número de víctimas por la victoria en la lucha contra el nazifascismo, con 27 millones de muertos, entre civiles y militares.

Las señales políticas trasmitidas por Estados Unidos y por la UE respecto a Rusia indican que la temperatura política está subiendo nuevamente en Europa.  Esto se alinea con una nueva andanada de propaganda en la prensa occidental respecto a Ucrania, la que ahora afirma que los rebeldes del Este del país, apoyados por Rusia, han violado recientemente el Acuerdo de Minsk II.  En consecuencia, con la llegada de algunos centenares de “instructores militares” estadounidenses a Ucrania y con el acomodo sistemático de estados del Este de Europa contra Rusia, parece que todo se está conduciendo para provocar el estallido del conflicto armado de Kiev contra el Este.

El indicio del cambio de temperatura fue el encuentro del 13 de abril en Berlín de los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia, Alemania, Francia y Ucrania para debatir los aspectos del acuerdo de Minsk.  Luego de un acuerdo de cese al fuego y de la retirada de las armas pesada, los representantes de los cuatro países acordaron la necesidad de crear con rapidez cuatro grupos de trabajo para tratar los asuntos de seguridad, la realización de elecciones locales en las regiones ocupadas por los rebeldes, el reinicio del intercambio de prisioneros de guerra y la mejoría general de la situación del Este de Ucrania.

En la reunión, el ministro alemán, Frank-Walter Steinmeier afirmó: “Todos sabemos que tenemos un largo camino enfrente… pero haremos todo lo que podamos para continuar en ese proceso (por la paz).”  Su colega ruso, Sergei Lavrov, se mostró más crítico, al destacar la necesidad de “respetarse los acuerdo de Minsk en su totalidad, no sólo en su parte militar, sino también en las esferas política, económica y humanitaria.”

Otro indicador del aumento de la tensión en Europa fue una reciente entrevista del último primer ministro de la antigua República Democrática Alemana (DDR), Lothar Maizière, publicada en el periódico Südwest Presse.  Él ocupó en los últimos diez años la presidencia del prestigiado Diálogo de Petersburgo, una iniciativa ruso-germana creada conjuntamente por Putin y el entonces canciller alemán Gerhard Schroeder.  Este foro ha sido, en los últimos años, una plataforma para reunir representantes de la sociedad de ambos países, así como a sectores de la economía, la cultura, la ciencia y la política.

En la entrevista, Maizière dice que fue sustituido de la presidencia del Diálogo el 17 de abril.  A su sucesor, Hans Pofalla, ex secretario de la Oficina de la Cancillería alemana, no se le considera un gran conocedor de Rusia.  Destacó también que ha sido blanco de una campaña sistemática de presiones por haber expresado una fuerte oposición a la política de Occidente –en particular de Alemania- respecto a Rusia, con énfasis en las sanciones, y por su defensa de la federalización de Ucrania.

Maizière destacó que Rusia es un gran país, con un gran pueblo, con escritores como Dostoievski y Tolstoi, compositores como Tchaikovski y Shostakovich, pintores como Kandinsky, que pertenecen al mismo espacio cultural y espiritual europeo.  Afirmó además que, al pedir una “reforma” del Diálogo de Petersburgo, la canciller Merkel presionó indirectamente por su salida de la dirección de ese órgano.

La disputa por la energía

El aumento de la temperatura política se muestra, igualmente, en los fuertes ataques de los que han sido objeto los países de la UE que están buscando una sociedad mayor con Rusia en el campo de la energía, como Grecia, Hungría, Macedonia, Serbia y Turquía.

El gasoducto Turkish Stream que, al lado del actual conflicto geoestratégico entre Rusia y Ucrania, tiene muchos otros intereses económicos involucrados.  Entre ellos, las empresas agroindustriales de Estados Unidos, como Cargill, que se quieren apropiar de las vastas tierras fértiles de Ucrania, así como el deseo de Washington de garantizar una mayor participación en el mercado de energía europeo, para apartar al bloque de su dependencia con Rusia y hacerlo más dependiente del mercado de energía estadounidense.

De acuerdo con el sitio de internet ruso en alemán Russland.ru, el 9 de abril tuvo lugar una reunión en Budapest, Hungría, en la que los ministros de Relaciones Exteriores de Grecia, Turquía, Macedonia y Serbia firmaron una declaración de intenciones en apoyo del proyecto del gasoducto Turkish Stream.  El proyecto se ha debatido entre los representantes del gobierno turco y de la compañía rusa de energía Gazprom, como una opción al proyecto South Stream, cancelado por Rusia el año pasado a causa de las restricciones de la UE.

En su declaración de intenciones, los ministros afirmaron que el Turkish Stream es una “opción comercialmente viable,” que promueve la diversificación del abastecimiento de gas en el centro y en Sudeste de Europa.  El documento pide también que la UE  apoye financieramente la construcción del gasoducto, ya que servirá como una ruta opcional para el abastecimiento de gas ruso a Europa, a través de Bulgaria, de Serbia y de Hungría.  En la actualidad, un tercio del gas ruso llega al bloque europeo por Ucrania.

 

 

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/comments.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/comments.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/comments.php on line 4

0 Comentários

Seja o primeiro a comentar este artigo..

Deixe seu comentário

 




 

 
 

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/footer.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/footer.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /home/msia/public_html/wp-content/themes/sportpress/footer.php on line 4
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×